Lo nuevo de Rushdie

Según Rodrigo Fresan, en su crónica sobre la presentación del libro, "... lo que cuenta Shalimar The Clown es nada más y nada menos que el proceso que lleva a un joven artista –un eximio equilibrista y payaso de circo– a convertirse en una implacable máquina de matar del terrorismo fundamentalista". Siendo así, resulta obvio el acierto de la carátula en la versión inglesa de Shalimar The Clown, la nueva novela de Salman Rushdie. Aquel "eximio equilibrista" representado por la soga que está a punto de romperse, en representación del precario equilibrio interno que Shalimar quebrará cuando se convierta en un asesino fundamentalista (y al primero que mate sea a “un hombre sin Dios que ofendió a Dios, un hombre que vendió su alma a Occidente: un escritor”). Pero más allá del concepto, que está bien ilustrado, esta carátula tiene otro acierto: tiene movimiento. La tensión de esa soga estirada que se está pelando, pero aún no está rota, es en sí misma un conflicto. ¿Se romperá la soga? ¿Qué pasara cuando eso suceda? ¿Algo bueno o malo? ¿Algo grave o no? Y si es malo y grave, ¿se superará o no? El conflicto se mantiene en vigencia mientras haya una situación que no se resuelve. Y eso es lo que vemos en esta acertada carátula. En algunos casos, el conflicto empieza en el primer párrafo. En otros, incluso, en la primera línea. O hasta en el título -alguna vez los que conformamos este blog pensamos escribir una novela policial colectiva titulada No fue el mayordomo-. Pero en este caso, empieza en la carátula.

3 comentarios:

JacoboDeza dijo...

También me gusta la portada, pero me hace pensar en la gran cantidad de títulos que aceptarían un gráfico comó éste. En el caso que nos ocupa está el añadido del clown como personaje circense, y de ahí la relación con el equilibrista y la cuerda. Pero la idea de la tensión y del conflicto a punto de estallar es materia de cientos de novelas, y también les podría quedar bien el traje a ellas. Quizá una buena portada también sea la que no se deja adaptar fácilmente a otras novelas, que es más o menos unívoca, y ésta de Rushdie se le puede aplicar a un buen número de obras, tal cual y sin modificaciones.

belén moltedo dijo...

wuau tremendo blog.

esperanza dijo...

me parece incompleta la carátula, está la tensión pero algo le falta, como dice jacobo deza allá arribita, es una imagen multiusos, fácil de colocar en miles de títulos, quizás la pregunta divertida sería: ¿en que otra novela pondrías esta carátula?